Renunciar a los dulces y pasteles es difícil, pero posible.

¿Por qué amamos los dulces?

Los dulces son una fuente de energía, y el amor por ellos está determinado por la naturaleza. Los antepasados ​​del hombre moderno tenían que correr por comida no en el hipermercado más cercano. La caza y la recolección es un negocio difícil y laborioso.

Y el placer de comer es uno de los mecanismos que debe hacer que el cuerpo extraiga activamente los alimentos. En consecuencia, cuantas más calorías haya en el producto y más fácil sea descomponerlo en componentes que son absorbidos por las células del cuerpo, más nos gustará.

¿Cuánta azúcar puedes comer?

La Organización Mundial de la Salud recomienda reducir la ingesta de azúcar al 10% de la ingesta total de energía. La OMS afirma que esto reducirá el riesgo de sobrepeso y caries. Los expertos señalan que reducir la ingesta de azúcar al 5% de las calorías diarias traerá beneficios adicionales para la salud.

Por lo tanto, a un hombre de treinta años no muy activo, de 180 cm de altura y con un peso de 70 kg, se recomienda no comer más de 60 g de azúcar por día. Ahora bien, según las estadísticas, el ruso medio consume 39 kg de azúcar al año, lo que equivale a unos 109 g al día.

Cómo limitarte en los dulces

1. Agregue carbohidratos complejos a su dieta

Los dulces se descomponen rápidamente en el cuerpo en azúcares simples, lo que te obliga a buscar nuevas fuentes de energía. Una porción de cereal eventualmente también se convertirá en azúcares simples, pero este proceso llevará más tiempo, por lo que permanecerá lleno por más tiempo.

2. Reduzca el consumo de azúcar gradualmente.

En lugar de tres cubos de azúcar refinada, empieza echando dos al té, luego uno. No busques el segundo caramelo. Comparte el pastel por la mitad con un amigo o la otra mitad. Obtendrás el placer de la dulzura, pero come la mitad del azúcar.

3. Haz que los dulces sean significativos

No comas helados a la carrera, y no comas dulces en la computadora. Por lo tanto, aún no obtendrá el placer total, pero coma una porción de azúcar.

4. Abandona los rituales asociados a comer dulces

Por ejemplo, el té de la tarde con colegas, pastel en el buffet del teatro, etc. Sustituye la absorción de los dulces por algo no relacionado con ellos.

5. No te recompenses con dulces.

Esto forma un vínculo poco saludable. Primero, completas un proyecto importante y compras un pastel. Entonces empiezas a comer pasteles en momentos de estrés, porque asocias los dulces con el éxito y la alegría. Prémiate con algo no comestible o ahorra dinero que ibas a gastar en dulces en una alcancía.

6. Piense en maneras de distraerse de los antojos de azúcar.

Por ejemplo, puede sentarse 50 veces o repetir 10 palabras de un idioma extranjero. Existe la posibilidad de que, después de un esfuerzo físico o mental, ya no tengas ganas de azúcar.

7. Bebe agua en lugar de bebidas azucaradas

Una lata de refresco de cola contiene 39 gramos de azúcar, más de la mitad del valor diario del hombre medio. Y en un vaso de jugo de naranja - 33 g.

8. Comienza a leer las etiquetas

El azúcar se encuentra en muchos alimentos donde no esperaría encontrarlo. Hablamos, por ejemplo, de muesli, cereales dulces que no requieren cocción, ketchup. Reemplácelos con contrapartes sin azúcar.

9. Mantén la sensación de saciedad

Mientras no tengas mucha hambre, es más fácil controlar lo que comes.

10. Haz tus propios postres

En este caso, puedes controlar su dulzura. Simplemente ponga menos azúcar en el pastel de lo que exige la receta.

11. Toma vitaminas con cromo

Algunos estudios han encontrado que el picolinato de cromo puede reducir los antojos de carbohidratos. Si decide probar, por si acaso, consulte a su médico.

La fuerza de voluntad y estos consejos te ayudarán a vencer tus antojos de azúcar. Cíñete a tus objetivos y tu cuerpo te lo agradecerá.

Contacto

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

La dirección : Antigua Panamericana Sur 40, Punta Hermosa 15846, Perú

Correo : [email protected]